Pensar en otros Idiomas

Siempre es muy fácil creer que tu manera de pensar es universal. Pero eso, aparte de por las situaciones individuales que nos hacen llegar a conclusiones propias a lo largo de nuestra vida, es imposible gracias a los diferentes idiomas.

Hablar otro idioma no significa hablar exactamente igual pero pronunciando de forma diferente las palabras. Cada idioma tiene su propia personalidad, y hace que sea mas fácil pensar de una forma u otra.

Por ejemplo, ¿crees que pensarías de la misma forma en la luna, nombrándola en masculino? ¿Que verías de la misma forma las cosas si ningún objeto fuera femenino o masculino, sino simplemente neutro? Pues esto no es raro para muchísimas personas, ya que en alemán la luna es “der Mond”(“der” es masculino) y en inglés, gracias a su gran “the” ni siquiera se hacen modificaciones en su determinante para el plural.

Y esto son pequeños detalles. Volviendo al alemán, en este idioma se pueden combinar las palabras a tu gusto de forma que puedes crear tus propias palabras. Si acabas de inventar una máquina cuya función es potenciar la velocidad, perfectamente podrías llamarlo “Geschwindigkeitspotentiator”, (potenciador de velocidad). Nos ha salido una palabra bastante larga y rara, pero os aseguro que se pueden crear palabras muy bonitas. Por supuesto, tampoco vas creando todas las palabras a medida que hablas, ya que las más cotidianas ya existen, pero esta característica es la que ha hecho que el alemán sea nombrado como “el idioma de la filosofía” por algunos escritores, ya que permite expresarse con mucha exactitud en temas en los que es difícil hacerlo.

Y esto sin adentrarnos en idiomas más lejanos al nuestro, ya que estos tres idiomas de los que he hablado, el inglés, el alemán y el español, tienen bastante en común, ya usan el mismo abecedario y están geográficamente bastante cerca. No quiero ni pensar en la de diferencias que podríamos resaltar entre el español y el chino mandarín.

Ante todo, ¡viva la diversidad de pensamiento!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos de Opinión. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Pensar en otros Idiomas

  1. Laura dijo:

    Es verdad que en la era del pensamiento globalizado el único vestigio que le queda al pensamiento libre es el lenguaje.

    Es curioso el ejemplo que pones sobre la luna porque no sé qué hubiera hecho Lorca con una luna masculina o neutra.

    ¿Crees que el alemán sigue siendo hoy la lengua de la filosofía?

    Me ha encantado tu entrada, y me ha hecho pensar. Me gusta tu blog.

    Me gusta

    • umagah dijo:

      Muchas gracias Laura. Me has hecho sonreir, yo pensé en lo de la luna por los numerosos poemas de amor dedicados a ella, poemas como los de Lorca. Ah y a lo mejor no es lo mismo, pero en alemán el sol es femenino, y a éste le han dedicado poetas alemanes poemas parecidos.

      Me gusta

  2. Laura dijo:

    Acabo de leer un artículo que me ha recordado a esto que escribiste. Creo que te gustará. http://www.yorokobu.es/traduccion/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s