Las Hurdes [Tercer Capítulo]

El peludo y español de pura cepa nos llevó hasta un pueblo llamado El Cerezal. Allí estaba en acción un pequeño mercadillo al que no prestamos mucha atención. No nos apetecía seguir directamente, y nos fuimos al río a bañarnos un rato. Mientras estábamos en el agua aprovechamos y nos lavamos los dientes. La escena parecía sacada de una película de comedia, pero sin los engorrosos directores y técnicos de escenario molestando todo el tiempo, con nosotros lavándonos los dientes en mitad de un río.
Por la tarde decidimos seguir, no nos cogía nadie, así que estuvimos andando un buen rato. Después de una pausa nos sorprendió una chica joven que fumaba mucho dentro de su coche. Si tuviera que describirla brevemente, diría que era joven, guapa y que fumaba muchísimo. Dios, la chica encendía los cigarrillos con los restos del anterior.
Entre calada y calada, nos contó que trabajaba de camarera en un pueblo que nos pillaba fuera de nuestra ruta, pero que nos podía dejar en Vegas de Coria, y desde ahí separar nuestros caminos.
¡Ay! Pero qué ganas de fumar un poco teníamos después de bajarnos del coche, era horrible.
Vegas de Coria era un pueblo tranquilo, con una larga hilera de altos árboles siguiendo el río, que le permitían a uno tumbarse a dormir plácidamente, escuchando el fluir del agua. Para llegar a este lugar maravilloso, nos descalzamos y cruzamos el río. Félix cruzó enseguida, pero yo me demoré disfrutando del agua.
Al llegar yo al otro lado, Félix hablaba con un viejo muy amable, con el cual charlamos un rato. No paraba de repetir lo jóvenes que éramos y que teníamos toda la vida por delante. Mientras hablaba, su mujer le esperaba a unos diez metros de nosotros, y no se unió a nuestra conversación, aunque esta durara un rato. Félix me contó después que mientras yo llegaba le repitió unas cuantas veces que habían venido para ver el puente y las flores que crecían allí, y que solían pasear por allí a menudo.
Pasamos el resto del día allí, después de que a las 5 intentáramos hacer autostop y nadie nos cogiera. Adoptamos este hecho como una especie de señal, y nos relajamos leyendo y dormitando a la sombra en aquel lecho natural.
Justo antes de que empezara a oscurecer, decidimos intentar avanzar un poquito más, y ver allí el partido de fútbol, (que era la final de un campeonato del cual no consigo acordarme) del que el viejo nos habló horas antes con ilusión.
Esta vez conseguimos transporte rápidamente, cuando le hicimos el gesto que nos estábamos acostumbrando a hacer cada vez que pasaba un coche a un camión.
– ¿A dónde vais, chicos?
– A Caminomorisco, pero nos podéis dejar antes si es preciso.
– Venga, os hacemos un hueco.
El copiloto, que era el que había hablado, abrió la puerta, y al instante salió un perro disparado.
– Eso sí, tenéis que volver a montar a León -dijo, entre carcajadas.
Mientras Félix subía las mochilas al camión, conseguí coger al perro y subirlo conmigo al camión.
El Hippy, como nos lo presentó el conductor, que se llamaba Jorge, se sentó entre los dos grandes asientos, dejando que nosotros compartiéramos el que no ocupaba Jorge.
Para estar compartiendo plaza, resultaba muy cómodo. Con el perro a nuestros pies, observamos con mucha curiosidad la carretera desde una perspectiva muy diferente a la que conocíamos.
El camión se puso en marcha y nos despedimos silenciosamente de Vegas de Coria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las Hurdes (Historia Corta). Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las Hurdes [Tercer Capítulo]

  1. Me gusta mucho tu rinconcito y tus palabras.
    Gracias por tu visita, con ella y tu comentario, me has “pintao” una sonrisa como esta 🙂
    Nos vemos 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Natán Vue dijo:

    Mola compañero. Yo también tengo pensado abrir un espacio en mi blog, fuera del tema de la publicidad y el diseño, que este dedicado a pensamientos, relatos cortos, etc..

    Te sigo y nos vamos leyendo. Un saludo !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s